Geisha: el barrio de Gion, el sauce y la flor

Las geisha 芸者 y sus aprendices maiko 舞妓 han sido parte esencial de la cultura japonesa y del panorama de Kioto. No se puede hablar de Japón sin escuchar historias de las artistas de Gion y sus espectaculares atavíos.

Se requieren cinco años de disciplina y trabajo para lograr ser una geisha, y esto cuesta más de 500,000 USD a las dueñas de las okiya, que invierten esas cantidades de dinero para entrenar a las jóvenes shikomi, ayudarlas a cumplir sus sueños y prepararlas para entretener elegante y delicadamente a los asistentes de los banquetes en donde sus servicios son contratados.

Artistas, guardianas de las costumbres milenarias y embajadoras culturales de Japón. Las geisha y maiko solo pueden ser vistas en algunas calles de la ciudad de Kioto, e una calle de Kanazawa y en una más de Tokio. La visita al barrio de Gion es una de las experiencias más únicas y enriquecedoras de los viajes a Japón y los recorridos por Kioto. Verles caminar y quedar atrapados en sus miradas y cautivados por sus portes es algo que solo se puede hacer en Japón.


1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo